la balada de Boyd Crowder

— Hace frío ahí fuera. Puedo sentirlo. — Sí, yo estaba pensando lo mismo. — Agradezco la mentira, señor Crowder pero ambos sabemos lo que estaba pensando. Cabos sueltos y todo eso. — ¿Puedes leerme la mente? Quizá iba a cogerte las llaves y dejarte marchar. — ¿Para así poder dispararme por la espalda? Va […]